Anna Lebrija - Cerámica de alta temperatura para tu hogar

18:32:00 Empresando 0 Comments


Anna Lebrija
es una marca que nació cuando Ana Patricia Fuentes y Ana Fernanda Lebrija, quienes son madre e hija, unieron sus fortalezas artísticas para crear piezas únicas de cerámica de alta temperatura.

Cada una de las piezas con las que cuenta Anna Lebrija son creadas a través de un proceso manual y pensadas para acompañar aquellos momentos que se disfrutan en la calidez de un hogar. Algunos de los productos que puedes encontrar son: tazas, infusores para té, filtros de cono por goteo, prensas francesas y cafeteras de filtrado manual; así como kits de noche que incluyen jarra y vasos para buró.

¿Por qué Anna Lebrija?
"Quería que en el nombre de la marca estuviéramos incluidas mi mamá y yo. Decidí que fuera Anna con doble "n" ya que representa el nombre y pasión que compartimos ella y yo, y luego añadí mi apellido: “Lebrija", nos platicó Ana Fernanda.

Uniendo pasiones
Ana Fernanda Lebrija se encontraba estudiando Diseño Industrial en el Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, y fue ahí cuando empezó a desarrollar un interés muy grande por la cerámica.

Con más de 25 años de experiencia en el mundo de la pintura en porcelana, Ana Patricia Fuentes nos compartió: "De mis hijos, la que tomó el pincel fue Fernanda; cuando terminó su carrera, me propuso hacer algo que uniera nuestras pasiones y empezamos a prepararnos para lograrlo".

Ana Fernanda empezó a estudiar la carrera de Ceramista en el MOA, Colegio de Arte y Ciencia de la Vida, A.C. "Fueron 3 años completos de estudiar la cerámica, no sabía lo complejo que era hasta que empecé a conocerla. Creo que nadie se imagina cuánta química y física hay dentro del proceso; poco a poco me fui enamorando del material y empezamos a desarrollar el concepto".

Mientras Ana Fernanda estudiaba, Ana Patricia perfeccionaba ciertas técnicas tal como cerámica de torno, decoración de bajo esmalte y manejo y pulido de esmaltes.

"Ambas somos amantes del café y del té, por lo que decidimos crear una línea que se enfocara en la experiencia de beberlos".

Ana Fernanda aprovechaba la asesoría de sus maestros dentro de la carrera para poder aplicar ese conocimiento en lo que en un futuro sería Anna Lebrija. Se realizaron muchos experimentos con minerales, tierras, esmaltes y temperaturas para lograr el producto esperado.

Fueron 3 años de preparación y de experimentación, los necesarios para lograr que Anna Lebrija saliera al mercado.



Los primeros productos que salieron al público fueron la cafetera de filtrado manual de medio litro, las tazas y el infusor de té.

Marisol Lebrija, hermana de Ana Fernanda, nos contó: "Mi hermana pasaba horas en el taller intentando que el proceso fuera el ideal para lograr las piezas. Me acuerdo que durante mucho tiempo probó varias combinaciones de fórmulas y por más que intentaba, no lo lograba y las piezas se derretían en el horno. Después de muchos intentos, salió del taller gritando de felicidad, llena de pasta de cerámica en la cara, en el pelo y en la ropa, diciendo que por fin lo había logrado".

Actualmente, Marisol se ha unido a la marca en las áreas de mercadotecnia y relaciones públicas. "Me encargo de llevar el mensaje a más gente, mi misión es que las personas conozcan todo el proceso y todas las emociones que hay detrás de Anna Lebrija".

Trabajando con cerámica
"Cuando trabajas con cerámica, tienes que cuidar tu estado emocional. Es impresionante cómo cuando algo no está bien en ti, lo transmites a la pieza. Por ejemplo, si estás estresado, la deformas. Esto se debe a que, inconscientemente, presionas la pieza de más, y como la cerámica tiene memoria, aunque la corrijas, cuando la horneas, se vuelve a deformar", nos contó Ana Patricia.

La cerámica de Anna Lebrija es libre de plomo, fácil de limpiar y se puede meter al microondas y a la lavavajillas. Además, las piezas son capaces de retener el calor hasta por 90 minutos.

Para sacar la línea actual de Anna Lebrija, se necesitaron 400 muestras de esmalte y 100 muestras de pastas para encontrar la calidad que Ana Fernanda y Ana Patricia buscaban.

“Es por esto que quisimos estudiar a fondo todos los procesos para fabricar cerámica. Queríamos conocer cada paso desde cero para saber aterrizar en la realidad todos los diseños que nos imaginábamos: desde el boceto, hasta el horneado final”.

El proceso para crear una pieza de cerámica de Anna Lebrija dura entre 3 y 5 semanas. "No puedes apresurar las etapas. Buscamos sacar lo mejor del material; pero a la hora de meter una pieza al horno, lo que pasa adentro, es aleatorio. Es por eso que cada pieza es muy única; aunque todas sean del mismo color y de la misma línea, cada una va a tener algo particular", nos platicó Ana Patricia.

Todo el desarrollo de las piezas de Anna Lebrija, excepto la fabricación de los moldes de yeso, se realiza en su taller; llevando todo el proceso de manera artesanal.

Diseño
"Admiro mucho a los japoneses en las formas simplificadas que manejan en sus diseños. Buscamos mucho la simplicidad de las piezas en cuanto a forma, para así poder trabajar con esmaltes que se vean más complejos. A la vez, lo que buscamos es hacer piezas que vistan el hogar y que se adapten a las necesidades de nuestros clientes; siendo prácticas, fáciles de limpiar y fáciles de utilizar", nos compartió Ana Fernanda.

Empleos
Actualmente Anna Lebrija genera 4 empleos directos. "Cada pieza tiene la esencia de la persona que la trabajó", nos dijo Ana Patricia.

Próximamente
En algunos meses, Anna Lebrija contará con nuevos productos para el hogar tal como vajillas y teteras, además de nuevos colores.

Retos
“Cuando emprendes, un gran reto es que nadie te dice si vas bien o mal. Creo que es importante fijarte indicadores para medir si tu negocio crece”, nos dijo Ana Fernanda.

Metas
Para las emprendedoras, la meta más importante es consolidar la marca dentro de México y prepararse para llevarla a todo el mundo.

Sabías que...
«La palabra cerámica proviene de la palabra griega keramikós, que significa "hecho de arcilla"» (Barnebys, 2019).

Consejo para la Comunidad Empresando
"Emprender es la suma de tener paciencia, ser perseverante, creer en tu proyecto y trabajar mucho", nos dijo Ana Fernanda.

"A veces, cuando tienes frustraciones, es fácil darte por vencido; pero debes perseverar aún en contra de la corriente", nos aconsejó Ana Patricia.

"Al principio quieres hacer todo tú, pero es importante que te dejes ayudar y que te enfoques en tus fortalezas", nos aconsejó Marisol.


¿Quieres comprar o distribuir piezas de Anna Lebrija?  Entra a:
https://www.facebook.com/anna.lebrija
https://www.annalebrija.com

0 comentarios: